Isaac
   MONTOYA
PROYECTOS TEXTOS BIGRAFÍA / CV CONTACTO






La Sargenta Pimienta

 

Este proyecto con Sonia La Mur es de colaboración, en el que ella pone mucho más que su imagen y yo el resto. La idea desde un principio era sacar el arte de su espacio habitual y conectarlo con la realidad de la comunicación, internet, las redes sociales, revistas, publicidad…

En estos años Sonia y yo hemos participado en distintas exposiciones, intervenciones públicas, diseño de webs, colaboración con prensa, conferencias… La imagen de Sonia La Mur, poderosa como la de las modelos, actrices, cantantes y otras creadoras de realidad contemporánea, quiere conectar con la idea de belleza del arte en su búsqueda del canon de nuestro tiempo. Pero además del concepto de belleza proyecta su propio discurso sobre la manera de conocer nuestra realidad, poniendo de relieve la fuerza de la imagen como forma de trasmisión, a la vez que plantea su idealismo lúdico y su relación con los mitos y fábulas sobre la idea de verdad y los límites de la imaginación, y por qué no del deseo. Un deseo que no es meramente sexual, sino una de las sombras más activas y cambiantes de la caverna, que inspira buena parte de las ambiciones, de los sentimientos más potentes y de las metamorfosis de la razón.





Atrapada en la red, Camuflajes, La casa Encendida, Madrid 2009

 

Sonia La Mur es un conglomerado tal de feminidad, que no decepcionaría al mismísimo Warhol. Ante ella, uno se topa con un artificio-mujer de tal calibre que es capaz de desmoronar las más asentadas convicciones sobre el carácter natural de la división de sexos, por paradójico que parezca. Y, a su vez, hacer más extensiva esa sospecha, hasta convertirla  en una desconfianza generalizada hacia todo lo que pretende abarcar la expresión ”es lo natural”: lo que ha sido así siempre, un orden presuntamente inmutable que no conviene alterar, es más cuya modificación está invariablemente proscrita. “Lo natural” es la versión que dan de la realidad los artífices de toda dominación, los dueños de la situación. El travestismo, el disfraz o la máscara, al permitir una rápida asunción de roles de distinto género, suelen servir para sacar a la luz la fragilidad de las evidencias e identidades que damos por supuestas.

Señala Pierre Bourdieu en La dominación masculina que la versión del grupo dominante tiene pretensión de universalidad: “Lo típico de los dominadores es ser capaces de hacer que se reconozca como universal su manera de ser particular”. Y que esta pretensión, debida a la relación histórica de dominación, se esconde sin embargo siempre bajo una apariencia de neutralidad: la de lo “natural”, “lo normal”. Cuando un artista recurre a técnicas de camuflaje semejantes a las que utiliza esta dominación simbólica, consigue desvelar las artimañas sobre las que se sostienen sus discursos hegemónicos. Creo que esta es una de las grandes virtudes de la insuperable Sonia La Mur que, con sus medias de rejilla, confiesa con toda sinceridad, desde un anuncio luminoso en el que despacha sus dosis de glamuor y sensualidad mezcladas con unas gotas de kitsch, que no le ha quedado más remedio que quedarse “atrapada en la red”.

Maite Méndez Baiges

Eco-estética del camuflaje





www.sonialamur.com, ARCO´08, Galería Espacio Mínimo, Madrid







Eros es más, 2008, Fundación Picasso, Málaga







Volcán La Mur en Erupción de Choco Pasión, Postre ideado por el cocinero Antonio Arrabal, 2011







Sin depender de nadie, Exposición de Isaac Montoya, La Casa Encendida, Madrid 2004







Tu voz es la Canción, Cortometraje de animación de Daniel Montoya, 2013







Sesión fotográfica para La Mujer Pantera, 2014







Venus del sofá amarillo, 2014







Desnuda Siento Más (Naked I Feel More), The Volta Show, Galería Espacio Mínimo, Basilea 2007


"Sonia la Mur utiliza su propia feminidad como una forma de expresión, el sexo frente a la razón, y lo hace con total desparpajo, estableciendo una comunicación  provocativa e intuitiva en la que ella es autora y protagonista. La Mur es una vedette-artista y su trabajo es un juego divertido, impulsivo y lleno de vida."

Esther Bajo. El Dorado de Castilla.

"Con Sonia La Mur yo me he quedado con todo. Con sus provocaciones, con su estética de contra-ciber-cultura, con la imagen de esplendor sensual de la protagonista, con el catálogo de lencería fina, con el rosa-almodovar, con la sexualidad evidente y con la seducción subliminal. Son muchos los impactos, las puestas en escena, de esas imágenes atacadoras. Mirar a través de la cerradura no es un acto inocente en absoluto."

Carmen Pallarés. ABC

"Sonia La Mur, mujer de carne y hueso no quiere quedarse para vestir santos. Posee indudables cualidades, es brillante de factura sólida a la hora de seleccionar sus referentes, contagiosa en el modo de concebir su personaje y está más que dotada para la narración y el sarcasmo. Y Sonia La Mur todavía está en  sus inicios." 

Mariano Navarro. El Mundo.

"Siempre asociaré la venida de la democracia con la desaparición del papel (lija) higiénico Elefante. Como no sorprendo si digo que hoy la publicidad encarna sus mensajes de confort en la piel de las top models. Todas las épocas privilegian una anatomía como canon de lo bello. Hoy el canon viaja de la pasarela a las revistas. En fin, nuestra idea de belleza todavía mujer: Sonia La Mur. Una belleza lejana, inconquistable."  

Nilo Casares. Diario Levante.






Vecinitas, Revista FHM 2005







www.sonialamur.com