Isaac
   MONTOYA
PROYECTOS TEXTOS BIGRAFÍA / CV CONTACTO





                            



Estratos, 2014-15

SEDIMENTACIÓN SOCIAL

Curiosamente los sedimentos de nuestra sociedad van depositándose de arriba hacia abajo, de tal modo que las bases más asentadas son en realidad las más elevadas mientras que las más bajas son las más volátiles e inconsistentes. También resulta sorprendente que la cristalización se produzca en esas capas altas; aunque en apariencia sus estructuras sean frágiles y de una luminosidad casi transparente, poseen una dureza extrema capaz de cortar el titanio y otros materiales incluso más dispendiosos.

Las capas intermedias son abundantes, con un nivel de conservación razonable y de una evolución bastante sentimental, entendida ésta como la capacidad de transformarse en aleaciones corruptas de gran ansiedad que sin ser de la impudicia de los estratos más altos sí resultan muy dinámicas y a veces hasta entretenidas.

Las capas más bajas son sin duda las de peor consistencia. Formadas a partir de los desechos de las franjas más elevadas apenas si resisten las embestidas de las fuerzas naturales. Y ante las fuerzas más artificiales el resultado es devastador. En apariencia no tienen casi valor. Pero no debemos olvidar que el hecho de ocupar la parte más baja hace que su inestabilidad pueda afectar a todo el sistema.

Daniel Casagrande