Isaac
   MONTOYA
PROYECTOS TEXTOS BIGRAFÍA / CV CONTACTO






Canal de Seducción,
Exposición en la Iglesia del Monasterio de Prado, Valladolid, 2000.
Proyecto de Isaac Montoya


La Historia hoy se escribe cuando tiene un interés general y mantiene los índices de audiencia. La política internacional despliega su escenografía más demagógica mientras las guerras son seguidas por televisión y los escándalos sociales forman parte de la cultura del entretenimiento. Todo ello narrado con imágenes de una belleza irresistible en una oferta en alta definición de sensaciones capaces de saciar a todos los sentidos a la vez. Infinitas opciones para un mundo que ha hecho de la comunicación un método de organización social con un sistema de codificación de la información monopolizado por las redes de difusión.

 

El Arte no sólo va a ser cómplice de este sistema, además se encargará de saturar este espacio de la manera más rápida posible a la espera de descubrir dónde está el límite de este universo irisado. Así la violencia, la provocación, el espectáculo, los efectos especiales, la belleza comercial, se muestran en el Arte de la misma forma que en el cine o la televisión. Desbordando con su sensualidad a un espectador que se verá atrapado por los efectos sensoriales para posteriormente recibir la conmoción de su verdadera lectura.

 

El artista se convierte en un narrador de las cosas de la vida buscando deliberadamente el centro emocional e incluso sentimental del espectador. Para ello no dudará incluso en usarse a sí mismo como instrumento de su trabajo, prestando su imagen y su cuerpo para confeccionar mundos paralelos tan reales como el aceptado como verdadero. El cuerpo ya no es cosa “del otro”, de un modelo ideal, de una imagen creada por el intelecto. A través del propio cuerpo se inicia la única realidad posible. Eso parece querer decir el artista a esta sociedad que ya no necesita el oxígeno ni el agua y que tiene vida eterna como el plástico.

 

Como si de un canal de seducción se tratase, el Arte va emitiendo sus imágenes con la conciencia de formar parte del espectáculo real y de estar transmitiendo un momento histórico concreto; El arte da imagen a la realidad. Una realidad con cada vez más versiones, que ha hecho del zaping su forma de evolución y que le deja siempre al espectador la posibilidad de elegir otro Canal de Seducción.

Isaac Montoya

Catálogo de la exposición Canal de Seducción

 

 





Vista de la exposición: Simeón Saiz / Jorge Galindo







Vista de la exposición: Marina Núñez







Vista de la exposición: Isaac Montoya / Jorge Galindo







Vista de la exposición: Maribel Domenech / Mateo Maté







Vista de la exposición: Manuel Rufo







Vista de la exposición: Daniel Canogar / Javier Pérez







Vista de la exposición: Dora García / Paloma Navares







Vista de la exposición: Concha Prada / Rufo Criado







Vista de la exposición: Ricardo Blackman / Ciuco Gutiérrez







Vista de la exposición: Paloma Muños & Walter Martin




Como complemento a la exposición Canal de Seducción y con el propósito de favorecer el debate y el intercambio de ideas, se presenta el ciclo de conferencias "Interpretaciones del Arte" que tiene como objetivo definir el actual momento del Arte. Un análisis complejo, pues ante la imposible unidad hoy día de estilos y géneros solo quedaría la valoración de intenciones y capacidades en el proceso de comunicación. Sin embargo artistas de muy distinta procedencia conceptual y con técnicas de trabajo diferentes mantienen una gran proximidad en la exposición de contenidos y sobre todo en la forma de relación con el espectador, mucho más directa y más cómplice con su realidad. Una realidad basada en el progreso tecnológico y científico, político y económico. Y también una realidad expropiada por el espacio virtual, que no distingue límites entre la privacidad y la publicidad y que necesita de una narración emocional para sentir y del espectáculo de lo real para recordar.

 

El Arte se implicará en esta integración y globalización de las comunicaciones buscando las estrategias que configuran esa realidad para reproducirla, interpretarla, falsificarla si es preciso, con el fin de poner en evidencia su potencialidad y su vulnerabilidad. El papel del artista ha dejado de ser el de un inventor de belleza. Tampoco se interesará por el análisis de los elementos que componen la obra y que en otros tiempos reducía el Arte a un experimento visual o teórico. El artista toma una posición arriesgada y comienza a dar a sus obras un carácter interpretativo, simulando realidades auténticas, mezclando argumentos opuestos, conviviendo con la polémica, en el límite de la tolerancia a la realidad.

 

En este contexto, en el emblemático año 2000 que tantas especulaciones ha desarrollado siempre como sinónimo de futuro (quién no se ha hecho alguna vez la pregunta ¿cómo será el Arte en el año 2000?, el Arte sigue por tanto haciendo preguntas. Y en su interpretación se siguen buscando las respuestas que definen al ser humano. Los participantes en este ciclo de conferencias, reconocidos por su visión de futuro en el análisis artístico a nivel internacional, plantearán las líneas que el Arte está abriendo en la investigación de la imagen y analizaran su influencia en el evolución social y en la manera de entender las relaciones humanas.







Canal de Seducción, Ciclo de Conferencias en Monasterio de Prado, Valladolid, 2000.
Dirección del Ciclo: Isaac Montoya